Un nuevo estudio explica por qué los tratamientos antiretrovirales en pacientes seropositivos no permiten curar la infección definitivamente

Más noticias Noticias
25/07/2013

Un nuevo estudio explica por qué los tratamientos antiretrovirales en pacientes seropositivos no permiten curar la infección definitivamente

  • El estudio demuestra la presencia de mínimas cantidades de virus que siguen infectando nuevas células en pacientes seropositivos a pesar de los medicamentos.
  • Los resultados explican por qué cuando se interrumpen los tratamientos siempre aumenta rápidamente el nivel de virus en sangre, lo que no permite curar la infección de manera definitiva.
  • El hallazgo es un primer paso para reorientar el diseño de nuevas estrategias terapéuticas para erradicar el VIH.
  • Los resultados resuelven una larga controversia médica sobre la persistencia de una mínima actividad replicativa del VIH en algunos pacientes sin cantidades aparentes de virus en sangre, y se publican el 14 de marzo en la revista Nature Medicine.
  • IrsiCaixa está llevando a cabo cinco estudios más para analizar distintas formas de intensificar la terapia antirretroviral como posibles estrategias para avanzar hacia la erradicación.

El Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa, impulsado por la Obra Social ”la Caixa” y el Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya, lidera un nuevo estudio, publicado el 14 de marzo en la revista científica norteamericana Nature Mediciney que aporta información muy relevante para el objetivo común de erradicar el virus del sida. Los resultados del estudio indican que en algunos pacientes infectados por el VIH, a pesar de que en apariencia tienen el virus controlado por el tratamiento antirretroviral, existe una pequeña proporción de virus que sigue siendo infeccioso y, por lo tanto, demuestra que los fármacos actuales no siempre son capaces de bloquear totalmente el VIH. Este hallazgo tiene serias implicaciones clínicas, ya que podría explicar por qué, a pesar de que los pacientes permanecen en terapia durante muchos años, los fármacos no permiten curar la infección de manera definitiva. Esta novedosa investigación aporta información importante para el diseño de nuevas estrategias terapéuticas que permitan la erradicación total del VIH del organismo.

 

El trabajo ha sido liderado por el investigador de IrsiCaixa Javier Martínez-Picado, así mismo profesor de investigación de ICREA, en estrecha colaboración con los investigadores Julià Blanco (IrsiCaixa/IGTP)  y Bonaventura Clotet, que también es director del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa, y ha contado con la colaboración del Instituto Sueco para el Control de Enfermedades Infecciosas y la Universidad de Massachusetts. La investigación se ha llevado a cabo en el contexto del ambicioso programa de investigación HIVACAT, un consorcio catalán para el desarrollo de vacunas terapéuticas y profilácticas contra el VIH que cuenta con el apoyo de Esteve, la Obra Social ”la Caixa” y los Departamentos de Salud y de Universidades, Innovación y Empresa de la Generalitat de Catalunya, y está codirigido por IrsiCaixa y el Servicio de Enfermedades Infecciosas y Sida del Hospital Clínic de Barcelona.

 

Para llevar a cabo el estudio, un equipo de investigadores de IrsiCaixa coordinó un estudio clínico en el que participaron 69 pacientes de los hospitales Germans Trias i Pujol, Sant Pau y Clínic de Barcelona que se hallaban en terapia antirretroviral y a los que no se les había detectado presencia de virus en sangre durante una media de cinco años. Se les intensificó el tratamiento añadiendo un nuevo medicamento denominado Raltegravir, que actúa bloqueando el ciclo de infección del virus, concretamente en la etapa en la que el ADN viral se integra en el ADN de la célula infectada. Con esta nueva medicación, los investigadores pudieron aplicar por primera vez una sofisticada técnica de detección de la presencia de VIH. La técnica mide el ADN viral circular que se produce cuando el Raltegravir bloquea la integración del ADN viral en el ADN humano y es más sensible que la que se llevaba a cabo de forma rutinaria.

 

El incremento de estas formas circulares en una proporción importante de los pacientes que intensificaron su tratamiento con Raltegravir, pero no en el grupo control, pone de manifiesto que en los pacientes seguían produciéndose fenómenos de infección activa antes de añadir el Raltegravir y que, al añadirlo, estos fenómenos de infección quedaban bloqueados.

 

Además, el estudio también analizó el estado del sistema inmunitario de los pacientes. Se conoce que las personas con infección por VIH tienen el sistema inmunitario más activado que las personas sanas y que esta activación se reduce, pero no se normaliza por completo con el tratamiento antirretroviral. Los resultados del estudio demostraron que la presencia de fenómenos de infección activa se asocia con una mayor activación del sistema inmunitario y que la adición de un nuevo fármaco reduce sensiblemente estas alteraciones. Se confirma así la hipótesis de que el virus puede mantener ciertos niveles de replicación a pesar del tratamiento y que esta replicación puede ser bloqueada mediante estrategias de intensificación de la terapia, lo cual es un paso hacia la erradicación del VIH.

 

Sobre la terapia antirretroviral
La terapia antirretroviral recibe el nombre de terapia antirretroviral de alta actividad (HAART, del inglés highly active antiretroviral therapy) y se ha utilizado durante los últimos quince años. Dicha terapia consiste en combinar al menos tres fármacos antivirales en un mismo tratamiento para minimizar la emergencia de virus mutantes resistentes a los medicamentos. Su eficacia ha cambiado de manera radical la calidad de vida de miles de pacientes seropositivos al reducir la cantidad de virus en sangre hasta niveles indetectables por los métodos de análisis clínicamente disponibles. Esta disminución de virus en sangre permite una importante mejora del sistema inmunitario del paciente. Sin embargo, los tratamientos actuales no curan de forma definitiva la infección: a pesar de muchos años de tratamiento continuado y exitoso, interrumpir la terapia desemboca sin remedio en una rápida reaparición de virus en sangre y en el deterioro inmunitario asociado.

 

¿Es posible erradicar el VIH-1?
Para poner en marcha estrategias orientadas a la curación, necesitamos entender las fuentes del virus que reaparece tras detener el HAART. Múltiples equipos de investigación han descrito que estos virus quedan encriptados en ciertos reservorios, principalmente linfocitos inactivos que contienen una copia del genoma viral en su ADN y que pueden volver a producir nuevos virus al reactivarse si se detiene el tratamiento. Sin embargo, hasta la publicación del presente artículo se creía poco probable que el virus siguiese infectando de forma activa nuevas células en presencia del HAART.

 

Implicaciones clínicas
Los investigadores del VIH-1 tienen entre sus retos principales conseguir la erradicación de un virus que ha supuesto una de las pandemias más dramáticas de los últimos treinta años. Una de las vías para conseguir dicho objetivo es buscar estrategias terapéuticas curativas que permitan eliminar los medicamentos tras cierto tiempo de administración sin que por ello reaparezca el virus en sangre. Las investigaciones desarrolladas por los investigadores de IrsiCaixa evidencian por primera vez que el VIH-1 puede seguir infectando células a pesar de los medicamentos.

Estas observaciones permitirán reorientar las estrategias de tratamiento hacia la erradicación viral y, por lo tanto, hacia la curación del sida.

 

Artículo publicado en la revista científica Nature Medicine:

HIV-1 replication and immune dynamics are affected by raltegravir intensification of HAART-suppressed subjects

Leer

Suscríbete a la newsletter

Back to Top
Irsi Caixa

Impulsado por:

Obra Social - Fundació 'La Caixa' Generalitat de Catalunya - Departament de Salut

Con la colaboración de: