CONTENIDO

Destacados

HIVACAT
Epidemia The Game

IrsiCaixa colidera el primer trasplante con células madre de cordón umbilical resistentes al VIH en pacientes con enfermedad hematológica grave

20/05/2015

  • La revista ‘Lancet HIV’ publica hoy el caso del “Paciente de Barcelona”, que padecía un linfoma y fue sometido a un trasplante de células de cordón umbilical con una mutación resistente al VIH. El trasplante consiguió regenerar sus células del sistema inmunitario y hacerlas resistentes al VIH. Aunque el paciente falleció tres meses después debido a la progresión de su cáncer, el VIH ya no era detectable en sus células.
  • Otros 11 pacientes hematológicos europeos portadores del VIH se han sometido o se someterán en breve a un trasplante de células madre. Las intervenciones se realizan en el marco del consorcio internacional Epistem, liderado por el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa, impulsado conjuntamente por la Obra Social “la Caixa” y el Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya, y la Universidad de Utrecht. También colaboran en el proyecto el hematólogo encargado del primer trasplante de este tipo, realizado en 2009 al denominado “paciente de Berlín”, y expertos del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. EpiStem está financiado por amfAR. 
  • Para este caso, IrsiCaixa trabajó con hematólogos del Instituto Catalán de Oncología (ICO) y científicos del Banc de Sang i Teixits (BST).
  • El trasplante de células madre es un procedimiento de alto riesgo y sólo se indica en pacientes con una enfermedad hematológica severa. Aun así, estudiar este proceso permitirá conocer el mecanismo que detiene la proliferación del virus y ofrecer claves para reproducirlo en otros pacientes sin necesidad de hacer un trasplante

La mutación CCR5-Delta32 es una rara alteración de la sangre que afecta aproximadamente a un 1% de la población europea. Se sabe que las personas que poseen esta mutación genética son resistentes de forma natural al VIH, ya que impide que el virus penetre en sus células diana, los linfocitos T CD4. En 2009, Timothy Brown, conocido como el “Paciente de Berlín”, se convirtió en la primera persona del mundo en curarse del VIH, tras someterse a un trasplante de células madre con esta mutación. Hoy, 20 de mayo de 2015, investigadores españoles liderados por el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa, impulsado conjuntamente por la Obra Social “la Caixa” y el departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya, publican en la revista Lancet HIV el caso de otro paciente, esta vez de Barcelona, que en 2013 se sometió a un trasplante de células madre con esta mutación. Desde IrsiCaixa, el trabajo ha sido coordinado por el investigador ICREA Javier Martínez-Picado y por la investigadora María Salgado.


El “Paciente de Barcelona”, un hombre de 37 años, sufría un linfoma agresivo y era portador del VIH. Hematólogos del Instituto Catalán de Oncología, en colaboración con investigadores de IrsiCaixa y del Banc de Sang i Teixits (BST), le sometieron a un trasplante de células madre con la mutación CCR5-Delta32. En esta ocasión las células provenían de cordón umbilical en lugar de la médula ósea de un adulto, ya que así las posibilidades de encontrar un donante que fuera compatible y que además tuviera la mutación genética CCR5-Delta32 se multiplicaban por 100. 

 

El trasplante consiguió regenerar las células del sistema inmunitario haciéndolas resistentes al VIH. Tras la intervención, su sangre fue analizada semanalmente y se comprobó que los reservorios del virus (virus que permanecen latentes dentro de las células y que despiertan cuando se interrumpe el tratamiento antirretroviral) habían descendido hasta niveles indetectables.  Además, se observó en células extraídas del paciente que éstas no se infectaban cuando se exponían al VIH en el laboratorio. El linfoma, sin embargo, siguió progresando y el hombre falleció a los 3 meses, por lo que los investigadores no tuvieron tiempo de interrumpir el tratamiento para comprobar si el virus estaba completamente erradicado de su organismo.

 

El trasplante de células madre es un procedimiento de alto riesgo, sólo indicado en casos de cáncer hematológico agresivo, por lo que no se trata de una estrategia de cura que se pueda generalizar. 


Otros casos en Europa

Además del “Paciente de Barcelona”, el equipo cuenta en la actualidad con otras 11 personas VIH positivas candidatas a un trasplante de células madre: 6 en España, 2 en Holanda, 2 en Alemania y 1 en Bélgica. De éstos, 8 ya se han hecho y faltan por realizar 3 (2 en Madrid y 1 en Gante).  Los resultados definitivos aún están siendo evaluados. No todos los trasplantes tenían la mutación CCR5-Delta32, ya que no siempre se han hallado donantes que tengan la mutación y sean compatibles para cada paciente. IrsiCaixa está investigando actualmente cómo podrían modificarse artificialmente las células madre de cada paciente para inducir la mutación que las hace resistentes a la infección por VIH y poder hacer un autotrasplante, lo que incrementaría las posibilidades de éxito de la intervención. 

 

Las intervenciones se realizan en el marco del consorcio internacional EpiStem, liderado por el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa y el University Medical Center Utrecht. Expertos del Hospital Gregorio Marañón de Madrid también colaboran en el proyecto. EpiStem, codirigido por el investigador ICREA de IrsiCaixa Javier Martínez-Picado, está financiado por el amfAR Research Consotium on HIV Eradication (ARCHE), un programa de la Fundación de EEUU para la Investigación del Sida amfAR. 

 
El proyecto tiene como objetivo comprender mejor cuál es el mecanismo capaz de detener la proliferación del virus en pacientes que necesiten trasplante por su condición hematológica, para así mejorar las intervenciones e intentar curar a la totalidad de personas infectadas por el VIH. La mutación genética parece ser el principal factor que determina el éxito, pero hay otros pasos del proceso clínico que también podrían contribuir.


El equipo sigue reclutando pacientes con VIH que necesiten un trasplante hematológico para participar en el estudio, y hace un llamamiento para encontrar posibles candidatos a formar parte del proyecto (el contacto se puede hacer a través de epistem@irsicaixa.es).